fbpx

La respuesta final es muy personal y esta relacionada con el uso que cada quién les va a dar.

Una de las discusiones que constantemente se dan entre los amantes del MTB es el tipo de neumáticos que debemos elegir para nuestra MTB.

En esta lectura queremos dar comentarios muy prácticos para dirigidos a personas que sin ser expertas en el tema, sí quieren tener lo mejor para su bici y quieren leer consejos prácticos en palabras fáciles de entender que les permitan tomar su mejor decisión.

Sistema de Cámara o Manguera Tradicional

Con el sistema tradicional que siempre hemos conocido, esto es cámara o manguera, todo es práctico, todo el mundo sabe cómo es y en cualquier lugar te van a desvarar. Como dicen, está inventado. Además, es muy fácil el mantenimiento, los repuestos son económicos y fáciles de encontrar en cualquier lugar.

Sin embargo, pincharse es mucho más factible, especialmente en aquellos terrenos donde hay espinas o astillas o elementos que puedan atravesar el neumático y si esto ocurre alejado de la civilización sin contar con los parches o los elementos necesarios para su reparación, podemos estar en problemas. En ese momento vas a decir, si tuviera tubless, esto no me hubiese ocurrido.

El otro factor a tener en cuenta es el peso. Todos nos esforzamos por pagar altos precios por las mejores bicis de montaña, buscando que estas pesen unos gramos de peso menos pero se nos olvida que con el sistema cámara o neumático, definitivamente le estamos agregando peso a nuestra bici. Para no entrar en discusiones cual de los dos sistemas es mas liviano, te sugerimos comprobarlo tu mismo. Ve a tu taller de confianza, pídele que te pesen una cámara o manguera y compárala con el peso del líquido que lleva una de tus ruedas. Te sorprenderás con el resultado.

 

Sistema Tubeless

Con el sistema Tubeless, lo mas seguro es que se eliminarán los pinchazos casi en su totalidad. Esa es una de las grandes bondades de este gran invento. Adicionalmente, se pueden mantener las ruedas con menos presión de lo acostumbrado, generando una mejor tracción y comodidad. No es un secreto lo agradable que es el agarre de los neumáticos con una presión de aire bajita y además estos nos sirven de amortiguación.

Uno de los inconvenientes principales del sistema Tubeless es el mantenimiento. Debes apuntar en tu agenda y reemplazar sin falta el liquido de tus neumáticos cada 4 o 5 meses, de lo contrario, corres un inmenso riesgo de quedarte pinchado.  Además, debes tener la precaución de no dejar tu bici en reposo durante muchos días. Este líquido tiende a secarse y así deja de trabajar.

 

En ambos sistemas, debes tener la precaución de salir a tus pedaleadas con una cámara/manguera de repuesto. Es una prevención y te puede evitar un dolor de cabeza. Es decir, si tienes cámara o manguera simplemente la cambias y continuas y si tienes Tubeless, y te pinchas, le pones tu cámara de repuesto y resuelves el problema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp chat